Entradas

Mostrando entradas de 2019

Selma (Parte 1) (VA)

Imagen
Vicente Aparicio
-Tienes que entenderme
-Déjalo ya.
-Por favor, tienes que intentar entenderme. 
Quien imploraba su comprensión -a estas alturas- desde el asiento de al lado, encarado perpendicularmente a la posición de pilotaje, no dejaba de ser su padre. Cuando menos, algo parecido a su padre.
-Déjalo, no quiero oírte más. Ya te he oído bastante… Siempre es lo mismo.
-Tienes que entenderme. No he sido un buen padre, ni un buen marido. No estoy orgulloso. ¿Ves mis manos? Tiemblan… No he tenido una vida fácil. Tu madre…
-Deja en paz a mamá. ¿Cuándo no han temblado tus manos?
-Nunca quise haceros daño. Y sé que no lo conseguí. Pero tengo derecho a intentar que se me comprenda, tienes que poder perdonarme. Puede que suene a excusa, pero nadie me dijo nunca te quiero. En mi infancia. Nunca. ¿Comprendes lo que eso significa? Si hubieras conocido a tu abuelo, sabrías… He cometido errores gravísimos, no creas que no lo sé, pero desde el principio no lo he tenido fácil. ¿No hay por aquí nada que beb…

Modelo (MG)

Imagen
Maria Guilera (Foto: Ron Azevedo)
Había escuchado la notícia muchas veces, algunas de forma oficiosa, otras en la radio, las más en la revista de la Asociación de Vecinos. Un poco de revuelo en la calle, en el mercado, para olvidar luego la promesa y, pasadas las elecciones, dejar que el rumor se apagara poco a poco y ver llegar de nuevo las furgonetas con presos, mirar de reojo las colas en la acera de la calle Entença: mujeres con paquetes, abogados con camisa y corbata y voluntarios con bolsas llenas de paquetes de tabaco, libros y bocadillos. Y como cada tarde, las gaviotas sobrevolando el patio vacío, los focos en las esquinas al anochecer y los guardias civiles en las torretas. Hubo tiempos emocionantes, aquellos en los que Xirinacs, sentado en la acera y frente a la puerta, recibía a la prensa, charlaba con políticos, estudiantes o quien quisiera dirigirse a él y protestaba a su manera, apoyado en la pared y dejando escapar los argumentos desde detrás de su barba. Más de un añ…

Llibreta i cigrons (VH)

Imagen
Vicenç del Hoyo
Poques persones he conegut tan fermes i sòlides com la meva tieta Adela. Ella va exercir d’advocada molts anys a una notaria del passeig de Gràcia. Allà se signaven molts documents de moltes menes i ella s’encarregava de redactar i supervisar la majoria dels contractes que el senyor Vilaserra signava. La seva especialitat havia estat la compra i venda d’empreses. Tenia una habilitat per redactar les clàusules dels contractes de tal manera que a tots, venedors i compradors, els semblaven avantatjoses i això estalviava moltes hores de discussions i desacords. Costava imaginar-se que ella tingués aquesta qualitat, ja que era una tieta que mai havia procurat caure especialment simpàtica a cap nebot. Gairebé mai venia a dinar a casa, només la vèiem de tant en tant a casa dels avis. Però moltes vegades havíem sentit explicar al pare que la tieta Adela havia resolt el problema que teníem amb uns inquilins que vivien en un pis que era propietat dels avis, o que havia redactat un…

Esther (VA)

Imagen
Vicente Aparicio (Foto: Anne MacAulay)
Hace casi ya tres semanas que me instalé aquí. Pese a sus reducidas dimensiones, la casa es más que suficiente para mis necesidades actuales, que son más bien escasas. A lo largo de los años había pensado muchas veces en trasladarme a un lugar como este, cerca del mar, pero no creo que nunca antes me lo hubiera llegado a plantear como una opcion firme. Y sin embargo, aquí estoy. Soy un hombre que tolera bien la soledad; echo de menos, no obstante, tantas cosas. Al final de la calle, justo antes de la curva por donde se enfila hacia el puerto, he descubierto un sencillo bar en el que me siento razonablemente a gusto. Hay que atravesar una cortina de cuentas para entrar. Las sillas son de plástico, blancas, y de las paredes cuelgan los cuadros que uno puede esperar ver en cualquier pueblo de la costa. Paso en ese bar un buen rato cada mañana leyendo el periódico que la propietaria trae del kiosco del paseo siempre a la misma hora, no más tarde de las …

Oasi (MG)

Imagen
Maria Guilera

Penedit del que no va passar (VH)

Imagen
Vicenç del Hoyo (Foto: Antanas Sutkus)

Operación Basura (VA)

Imagen
Vicente Aparicio (Foto: Rui Palha) 
Mario es un niño nervioso. Cuando oscurece, su madre le hace bajar la basura. Es una actividad de riesgo. Más allá del umbral del edificio existen peligros -algunos de ellos reales- que le obligan a repetir cada noche un ritual. El primer tramo de escalones lo baja de dos en dos, no muy deprisa, y a partir del rellano de los vecinos nuevos, el ritmo de sus pasos decrece drásticamente y su longitud se alarga en una zancada de hasta cuatro peldaños de una vez. Son, hasta abajo del todo, veintiocho escalones contados y recontados: catorce y catorce. Los seis últimos los cubre Mario de uno en uno, demorándose teatralmente en ellos, y entonces sale disparado corriendo, atraviesa el vestíbulo a toda velocidad, abre la puerta, la aguanta con la mano izquierda y con la derecha lanza la bolsa de la basura al montón que a esa hora a empezado a tomar ya forma de montañita. No se entretiene ni un segundo antes de volver a cerrar la puerta. El camino de regreso se …

Paranys de la memòria (MG)

Imagen
Maria Guilera (Foto:Robert Doisneau)