Participación ciudadana (VA)


Vicente Aparicio (Foto: Erwin Olaf)
Yo iba por la calle. Quiero decir: aburrimiento. Un cartel en el portal. Reunión informativa: plan de contaminación acústica, proyecto de mercado provisional, reforma de la calle Tal y de la plaza Equis… Si aburrimiento, por qué no. Participación, proximidad, barrio… Asuntos de interés. ¿Soy ciudadana o no soy ciudadana? ¿Me aburro o no me aburro? Voy.

Miércoles. Subo escaleras. Centro cívico, sala de reuniones. Sillas vacías. Segunda fila, mujer sentada. Pelo de peluquería; peluquería reciente. Falda corta y tacón, cincuenta años un poco arrugados. Me siento más atrás. Llegan dos mujeres más, juntas.

Si son las 20.11 y convocatoria a las 20.00 en punto, ¿gran pinchazo? O bien... semejante pandilla de tardones. ¿Qué esperabas, puntualidad alemana? ¿Masas? ¿Hombres? Hoy no Barça-Madrid. No Betis-Getafe. No baloncesto, balonmano, fútbol sala… ¡No deporte femenino! ¿Masas? Vacío. Debe de ser normal. Poca concienciación. 

Una de las dos de atrás: ¿sabe usted si se suspende? Yo: ni idea. La de la falda corta y el pelo arreglado: pocos carteles, egoismo, la gente, pasota por naturaleza... La otra de las dos: miren, miren, ahí viene ella.

Ruth Santacana. ‘Tu alternativa’, ponía en los carteles. Vago recuerdo de foto. Mejor en persona: más carácter, más personalidad. Yo te voté. Mayo 2015, cómo olvidar. Uf: separación, muerte de papá, operación de rodilla... Mayo 2015. Paro y crisis. Vuelco electoral. Pero qué importa, mejor calladita.

La alcaldesa: Hola, guapa. A la del pelo y la falda. Beso y beso. Qué bien te queda. El pelo. Gracias, gracias. ¿Mejor tu niño? Ahí ahí. A las demás: es que nos conocemos, nosotras. Sonrisas. Gracias por venir. Un vistazo a la sala. Pero hoy no parece… Perdón por el retraso. En fin, ¿y en el bar, aquí abajo? Sí, decidido, aquí abajo, jajaja. Qué corte. Y las dos que van juntas: nosotras, si no hay reunión reunión, mejor nos vamos. Qué corte, más corte. Solo tres.

Tres birras. Cómo hablan. Ahora tú, ahora yo, ahora tú, ahora yo. De vez en cuando: no te cortes, maja, nosotras somos muy bla bla bla. Cuatro hijos, la alcaldesa. Mi admiracion. ¡Cuatro hijos y un marido cirujano! Responsabilidad. El mismo instituto las dos, vacaciones compartidas. Próximo destino: Dubrovnic. Si conversación particular, ¿qué vas a decir? Yo tímida. Muda.

La de la falda: Aquí, donde la ves, Ruth Santacana, una mujer tranquila. Paciencia, paciencia, paciencia. Risas. ¿Que queréis, joderme la reforma del mercado? Oooom. ¿Movilizar urbanización? Oooom. ¿Fuera del gobierno? Jajaja. Ooooom. Si el tema es política urbana, qué interesante. Cosas para después contar. Yo tímida, muda. ¿Infiltrada? Y el pueblo, mejorando, a la vista está: reasfaltado, charanga, casal de la tercera edad, banda de música, senderismo... Que sean tres más. ¿Y tú? ¿Yo? Sí, tú, ¿Vida laboral? ¿Yo? Nada. Administrativa. Un trabajo muy digno, un trabajo muy digno. Qué, ¿otro sitio? Vale. Coche, carretera, kilómetros.

Bailar pegados es bailar. Quiero decir: karaoke. Voz de alcaldesa. Nada mal. Tú bailando en tu volcán y a dos metros de ti bailando yo en el polooo. Yo tímida, corte. ¿Un whisquy? Mujer, un día es un día. Vale. Tres, que sean tres. Igual que baila el mar con los delfineees. Y ahora, con todos ustedes… ¿Quién es? Soy yo. ¿Qué vienes a buscar? A ti. Ya es tarde. ¿Por qué? Y tú, chica, ¿por qué? ¿Por qué... qué? Música, ruido, uf. ¡¡¡Por qué viniste!!! ¿Mercados? ¿Ruido? ¿Calle Equis? Nooo. Democracia, participación, barrio… ¿Aburrimiento? Mejor calladita. Democracia, participación, barrio… Risas, jajaja. Vete, olvida mis ojos, mis manos, mis labios. Que no te desean. Estás mintiendo ya lo sé. Mujer, suéltate, coge el micro. Calladita, sonrisita, ¿mareada? Si karaoke, micrófono. Si micrófono, cantar. Para bailar esto es una boomba. Para gozar esto es una booomba. Para meniar esto es unaAsí me gusta. Chin chin. Hombres, mujeres. Bailar bailar bailar. Suavecito para abajo para abajo para abajo suavecito para arriba para arriba para arriba sensual un movimiento sensual. Jajaja. Jajaja.  

Buenas noches. Gelocatil. Coche. Participación, minifalda. Boomba. Whisky, ruido, alcaldesa. Proximidad. Semáforo. Aburrimiento, cartel, aburrimiento. Corte. Administrativa, separación. Oooooom. Pimpinela. Llave, 2015, mareo. Pasillo. Camiiita.

Comentarios

  1. La soledad de fondo, la opacidad afectiva de las ciudades. Un cuento que respira realismo. Eso gris que asoma entre las grietas que puede impulsar a reuniones aburridas como un recurso posible de escape. Y el estilo que da en el clavo, afirma ese ambiente donde hay poco aire. Pero que riene ritmo, gracia. Y hasta un karaoke. Me gusta Vicente.

    ResponderEliminar
  2. Qué fácil, con esa prosa a golpes, meterse en la piel de la mujer que llega en el momento más inoportuno al lugar inadecuado.
    Qué ahogo. No soy de aquí ni soy de allá, como cantaba Alberto Cortez.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe aquí tu opinión: tus comentarios y tus críticas nos ayudan a mejorar