Entradas

Mostrando entradas de 2015

Pedrusco 1-Arenillas 0 (VA)

Imagen
Vicente Aparicio

La última vez que le ganamos al Deportivo Arenillas, el niño y yo vimos el partido al lado de un hombre con traje y corbata.
Hace ya siete años y el resultado final fue de 1-0 a favor del que para nosotros era y es el mejor equipo del mundo, el Pedrusco Fútbol Club.
Sí, qué pasa.
En la primera parte el árbitro, José Cruceta Ramos, pitó dos penalties. El primero, a favor del Arenillas, no acabó en gol porque el gran Jaume Muro se marcó un paradón marca de la casa. El segundo, en cambio, hizo subir al marcador el 1-0, a favor nuestro, gracias a un chut con paradinha de Borja Verdugo, la indiscutible estrella del Pedrusco de aquella temporada gloriosa.
El caso es que el hombre del traje aplaudió como un poseso las dos veces que el árbitro pitó penalty, una vez a nuestro favor y la otra en contra.
Un poco raro, ¿no?
En cambio después, a la hora de la verdad, ni se inmutó. Ni con la gran intervención de nuestro portero ni con el histórico gol de Verdugo.
Como si la cosa no fue…

Flors (VH)

Imagen
Vicenç del Hoyo (Foto: Christine Ellger)

Caprichos de la reina III y IV (NL, MG)

Imagen
Natàlia Linares / Maria Guilera
(Textos inspirados en "Capricho de reina", de Jean Echenoz)


A vuit mans
Natàlia Linares

Caprichos de la reina I y II (VA, VH)

Imagen
Vicenç del Hoyo / Vicente Aparicio 
(Textos inspirados en "Capricho de reina", de Jean Echenoz)


Limones
Vicente Aparicio (Foto: Angela)


La puerta de la entrada es hueca, de melamina. Después viene un pasillo largo con un suelo de parquet encolado de roble al que no le vendría mal un pulido. A mitad del pasillo, una puerta de color caoba que dejamos a nuestra izquierda, y al fondo, otra puerta igual, la del despacho cerrado a cuya altura giramos para dar unos pocos pasos que nos conducen a una cocina amplia de mobiliario estándard con mármol de silestone.  Ella se sienta en una silla junto a la mesita que preside un frutero con plátanos y kiwis y yo, atravesando la pieza, llego a la galería y abro la puerta de metal pintada de blanco acrílico que me franquea el paso hasta la terraza. A mis pies, la ciudad. A la derecha, en la esquina más alejada de mí, rodeado de pequeñas plantas con nombres desconocidos, cerca de la mesa ovalada de listones de madera de teca gastada por el sol, en …

Mudanza (MG)

Imagen
Maria Guilera (Foto: Jorge Naranjo)