Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

A la espera (MS)

Imagen
Mónica Sabbatiello (Texto y óleo)

Puestos a buscar un sitio en donde vivir, habían elegido aquel páramo, al menos había un río cercano. Esa tarde Tomás se distraía mirando las figuras de polvo que se arremolinaban en el piso. La corriente de aire se filtraba por los intersticios y le pegaba en la nuca. Así era difícil concentrarse. Era la pampa. Sus partículas llevadas por el viento atascaban puertas y ventanas que parecían chillar como animales en el matadero cada vez que intentaba cerrarlas. Alma entró con el pelo recogido en un revoltijo lleno de palitos y con la voz y los ojos llorosos. -Esto no se aguanta, Tom, es un infierno. -Qué rápido te achicás. -¿No lo oís? -Vení, que no es nada. Y dame ese beso que te guardás. -Dejame. No sé cómo mantener a salvo las gallinas. Fue una mala idea comprarlas. Se volvieron locas y se lastiman queriendo saltar por encima del alambrado. Alma barrió la arena hasta formar pequeñas montañas a un lado del zócalo de la puerta. Desde el pasillo le dijo qu…

Souvenir (VA)

Imagen
Vicente Aparicio

Mamá y papá siempre fueron gente normal, cada uno con sus cosas. Ella muy sobria, queriéndote con locura pero procurando que no se le notara, y con aquella cara de aburrirse, de aburrirse mucho. Él, de lágrima fácil pero siempre tan severo. Cómo nos intimidaba su presencia a Erika y a mí. Pero se llevaban bien y la casa era un hogar, un hogar honesto y sencillo. Aunque imperfectos, éramos una familia. Eso se ve con el tiempo.
Un día los tíos vinieron a cenar. Trajeron de regalo unos estruncios. A mamá le fascinaron. Cuando los conectabas, emitían luces que parpadeaban y unos ruidos como de dibujos animados. Los habían comprado durante las vacaciones. Algunos años, incluso en aquella época, los tíos hacían viajes que a nosotros nos parecían exóticos. Los estruncios pasaron a ocupar un lugar preferente en el bufet, delante del cuadro de los ciervos. El tío era un hombre alegre, un poco infantil en su relación con las cosas, muy de regalarte estruncios después de las vacaci…

Pare (MG)

Imagen
Maria Guilera

Amb un ram de flors silvestres que li semblen un xic marcides, la Maria demana que li facin una foto al costat del bust de l’escriptor Sándor Márai. El cor li batega una mica més ràpid del que seria normal. Només una mica. Ha arribat fins aquí amb l’autobús 112, tal i com li ha indicat la recepcionista de l’hotel en veure el paper amb l’adreça 2, Mikó utca. Utca deu voler dir carrer en hongarès, aquesta llengua incomprensible que s’esforça en pronunciar. Budapest és més gran del que s’imaginava quan, en un rampell, va comprar el vol i va fer la reserva d’una habitació a Buda. D’això en fa només un parell de setmanes, quan va tancar definitivament el pis dels pares. Es recorda asseguda a terra, davant la petita prestatgeria del passadís, ficant llibres dins una capsa que pensava dur al mercat de Sant Antoni i fent una pila amb els altres, els que no es deixaven arraconar. El vell i la mar, Guerra i pau, Carta d’una desconeguda. Es veu obrint-ne un amb parsimònia, L’últim…

Si yo tuviera una escoba

Imagen
Lola Encinas

LA ESCOBA
He bajado la caja metálica del armario, aquella floreada con la que te presentaste el primer día y que contenía unas deliciosas galletas danesas y que yo enseguida imaginé el uso que le daría cuando se acabaran.
No cierra bien. Está a rebosar de fotos, tuyas, nuestras. Cae y el suelo queda tapizado de recuerdos. Son demasiados... No puedo recogerlos. Voy a buscar la escoba y empiezo a barrer.


Bruja de Provenza

GENES
Démosle al niño estudios y verás cómo tuerce el destino. Tu abuela bruja, tu padre fabricante de escobas de esparto y tú, barrendero del Ayuntamiento. Démosle estudios, te dije. El chico a la universidad. Y mírale, ingeniero. Acaba de presentar el proyecto: una aspiradora que funciona solita. Se la sacan de las manos.
Vicente Aparicio

BELLEZA DE PALO ROJO Diez años son muchos para una escoba. Había caído en gracia. No se decidían a estrenarla, como si pensaran que no estaba hecha para estropearse. Colegas más jóvenes se ocupaban del trabajo sucio. Se su…