jueves, 30 de mayo de 2013

Itinerarios



--------------------------------------------------------------------------------------------------------------



1. LÍNEA AZUL (Vicente Aparicio)
La línea azul atravesaba la ciudad. Él vivía en una punta y ella en la otra. Para llegar a sus casas, aún había que emplear casi un cuarto de hora en transitar por entre bloques de hormigón e inhóspitos descampados. Pero la energía de su amor, su entusiasmo, acortaba los trayectos.
Hubo un día en que, demasiado jóvenes para limitarse a ellos mismos, cada uno tomó su propio camino. Luego la línea azul se alargó por ambos lados y trajo una estación a la puerta misma de sus casas -cuando ya estaban a punto de dejar de serlo-.
No volvieron a verse más hasta que un día, veinte años más tarde, quiso el azar juntarlos disfrazados de romanos en la fiesta nocturna de un crucero por el Mediterráneo. También se vieron luego sin los disfraces, paseando por la cubierta. Pero no se reconocieron.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------   

2. REFUGI (Vicenç del Hoyo)
Hi ha moments a la vida en què es necessita un refugi. De vegades el reclamem amb una urgència improrrogable. Ja sabem que per a molts dels dards que et llença el destí no hi ha cap cuirassa protectora. El que busquem en aquestes circumstàncies és un lloc on guarir les ferides i reposar les forces. I per afrontar transits com aquests cadascú té el seu particular refugi. Quan al teu voltant tot el món s’enfonsa, quan tot allò que sempre hem considerat immarcible comença a desaparèixer, tots ens aferrem a alguna cosa que fa el paper de tanca protectora davant de tanta destrucció. Si caiguéssim per un precipici ens aferraríem a qualsevol objecte, encara que caigués amb nosaltres, ni que només fos per conservar durant uns breus instants la sensació de solidesa.
La meva mare, per exemple, sempre es va refugiar a la cuina. Totes les males notícies les va convertir, amb l’ajut dels fogons, en àpats. Potser no sempre esplèndids, però era un menjar que calladament repartia però que ella mai provava. El meu pare va ser un pintor de parets i mai el vaig veure necessitat de cap refugi, més aviat al revés. Tots buscàvem protecció en la seva companyia.

I el meu, quin és, em vaig preguntar moltes vegades. Potser viatjar, o llegir, de vegades xerrar i compartir estones amb els amics. No n’estava segur. Però un dia em vaig descobrir a mi mateix vestit amb roba de treball, amb una gorra per no tacar-me el poc cabell que conservo, dins d’un habitatge totalment buit, amb una rasqueta a les mans massillant els forats d’una paret per preparar-la per pintar. Als meus peus un cubell de pintor, amb brotxes i rodets, a punt d’emblanquinar el meu nou habitacle. Quantes vegades a la vida m’havia trobat en la mateixa situació, em vaig preguntar. Després de fer un breu recompte, em vaig respondre que tantes com cops havia decidit tornar-la a iniciar. I des d’aquell dia sé que he heretat el mateix refugi que el meu pare.



-------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

3. PREÁMBULOS (Lola Encinas)
Los cuadros del pasillo, derechos y sin un ápice de polvo. El cuarto de baño, aséptico y brillante.  Corro las cortinas del salón. Los cojines del sofá, bien colocados y ahuecados. He puesto las sábanas de raso y he extendido  pétalos de rosa, queda bien el contraste del rojo sobre el negro. Ya tengo la cena a punto y en la mesa no falta un detalle. Vuelvo a hacer un repaso general y, en efecto, todo está perfecto. Me ha costado esfuerzo y tiempo, pero Paula se lo merece.
Creo que la cena le ha gustado mucho, aunque no me lo dice y yo no se lo pregunto. Me siento eufórico aunque cansado. Todo está saliendo a pedir de boca. Le propongo que nos sentemos en el sofá, acepta encantada. Hablamos, mejor dicho le explico mis proyectos para la nueva campaña y la satisfacción de mi jefe, me escucha con interés. Interrumpo un segundo la conversación para llenar de nuevo las copas, también para bajar la intensidad de la luz, encender las velas y poner el CD en el reproductor, música suave y romántica como requiere la ocasión. Doy por hecho que le gusta. Aunque no me lo dice y tampoco se lo pregunto. Estoy agotado.
Cuando vuelvo a sentarme, se me acerca hasta pegar su muslo contra el mío, levanta la copa y brindamos. Paso a explicarle las últimas reformas que he hecho en el piso, le enseño fotos de cómo estaba antes de iniciarlas y acto seguido se lo muestro con detalle para que compruebe la gran diferencia. Cuando llegamos a la habitación, me sonríe, qué guapa es y cómo me gusta, pero no quiero precipitarme, se podría ofender si me muestro impetuoso. La paciencia es una virtud y yo, la poseo. Volvemos al sofá, continúo enseñándole el álbum de fotos familiares y de las últimas vacaciones. Noto el calor de su cuerpo a través del pantalón pero me digo, tranquilo, todo llegará. Paula me pide que la disculpe y me pregunta por el cuarto de baño. Aunque ya se lo he mostrado antes no recuerda donde está, le digo la segunda puerta del pasillo, al lado de la puerta de entrada. El CD vuelve a sonar. Cierro los ojos y decido que cuando regrese Paula la besaré, y todo lo demás vendrá rodado
Un fuerte golpe me saca del amodorramiento, tal vez se ha caído o se ha dado un golpe, corro al cuarto de baño, la puerta está abierta, enciendo la luz  y mis ojos se posan sobre el rojo mensaje del antes inmaculado espejo.
“Tú y tu puto romanticismo os podéis ir a la mierda, muermo".
Apago luces y velas, cierro la puerta con llave y me estiro sobre los pétalos con un suspiro,  pensando una vez más en la mala suerte que tengo.




-------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

4. COMPARTIMENTO LÉXICO (Maria Guilera)

Hace un rato le contaba a Vicente mis viajes de niña. Trayectos desde Barcelona al pueblo burgalés de mi madre. Casi veinte horas en uno de esos trenes de compartimentos, dentro de los cuales, cada año, en un momento que tardaba más o menos en llegar, pero que siempre llegaba, mis orejas con pendientes de la primera comunión escuchaban la misma frase: “El catalán no es una lengua, es un dialecto”.
No se lo dicho a Vicente, pero era entonces cuando empezaba mi dolor de tripas.
Un rato después, cuando las escasas luces amarillas iluminaban los andenes, las voces de los pasajeros subían de tono y sobre las rodillas empezaban a extenderse servilletas a cuadros. Entonces, alguien sacaba una navaja que cortaba  rodajas de chorizo y pronunciaba la palabra que tenía el poder de levantar a mi padre del asiento y sacarle a fumar al pasillo: separatistas.
Hace muchos años que no escucho a nadie decir “dialecto” ni “separatista”. Y busco qué palabras las han substituido. Porque siento, exactamente, el mismo dolor de tripas que notaba en el tren.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------  

5. FRAGMENTS DE VIDA(Natàlia Linares)

Avui plou. La ciutat mullada dibuixa perfils impregnats d'humitat. Els carrers són torrents que acaben en places que prenen la semblança d’un fangar on s'encalla la circulació quotidiana.
Una parella entra a la cafeteria més propera. Es desprenen dels impermeables i demanen un tallat amb escuma, que té gust a ametlles dolces.
Es miren fixament sense pudor introduint-se l’un dins l'altre, creant un nou ésser complet. La cremor els encén cada cop més les ganes de tocar-se i entregar-se i alliberar amb tendresa tot el plaer que poden donar.
Ella li agafa els dits i juga, ara amb tota la mà. Ell li llisca el dit per les galtes, ara pels llavis. Sense dir res s’aixequen i marxen. Passen la nit al llit d’un hotel de la ciutat.
L’endemà ella marxa a les dotze del migdia. Entra  a casa. En Joan i els nens són al jardí.


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 
(Fotos: Aida Makoto / Tom Hussey / Txema Oleaga / Vivian Maier)

3 comentarios:

  1. teresa serramià i samsó31 de mayo de 2013, 9:52

    en general es constata el bon nivel narratiu de tots els participants...felicitats!
    1---línia azul....................genial!, ens trobem i ens allunyem amb la mateixa facilitat....
    2- refugi............una "pintura perfecta"...constantment estem tornant a començar!!
    3-preámbulos......,divertit i tràgic alhora, ens inventem la meitat de la pel.lícula...(he, he...)
    4-compartimento léxico-..................extraordinària descripció d'un realisme corprenedor, bravo!!!
    5-fragments de vida......."como la vida misma".tragicocòmic, perfecte!!! Felicitats!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Fantástico! ¡enhorabuena a los 5! Lo justo para ver los diferentes estilos... y asomarnos al interior de cada uno. ¿Para cuándo el siguiente libro?
    El Trasgu

    ResponderEliminar
  3. ¿ Itinerarios ? No comparto la fórmula, es mucha información para digerirla en una sola lectura y si lo hacemos de forma pausada, y los leemos uno a uno, a lo sumo de dos en dos y el de sobra para después, qué sentido tiene la agrupación, "me lo explique", que diría el municipal de mi pueblo. Ya,ironías aparte, es tiempo de felicitaros por la iniciativa. El que se mueve no sale en la foto, decía Guerra, D. Alfonso, que anda por ahí publicitando su tercera entrega memorística. Besos para Lola......a los demas un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu opinión: tus comentarios y tus críticas nos ayudan a mejorar