jueves, 28 de junio de 2012

Desde aquella tarde (MS)

Mónica Sabbatiello (Pintura: Marlene Dumas) 
Las recordaba con olor a flores e iluminadas, en bodas y bautizos, y no como aquella tarde de invierno en la que apenas podía distinguir los rostros de los santos, rotos en dolores o en éxtasis, no lo sabía, ya que las expresiones de ambos estados se parecen.  
Contratada para limpiar la iglesia antes de la procesión, fue sacudida por su olor agrio y antiguo. Cargó un cubo y unos trapos viejos hasta un altar lateral donde las llamas de las velas desplegaban sus coreografías, animadas por una corriente de aire que se filtraba desde algún rincón. Un baile de pesadilla, murmuró Juana, que sentía un malestar casi físico al contemplar esos reflejos en los muros, en los que distinguía formas femeninas de cuyos sexos se derramaban chorros de sombra hacia el piso.
Hundió un trapo en el cubo, lo estrujó y se acercó a la mesa de granito. Limpió una serpiente enroscada sobre un huevo. Volvió a mojar el trapo y a estrujarlo con una queja. Se acarició los sabañones y dejó caer su mano vencida sobre la tapa de la urna. Fue arrastrando el polvo grasiento que se le resistía hasta desprender la pátina de mugre que opacaba el cristal. Y aunque se asomó con prudencia, no estaba preparada para aquello. Desde aquella tarde vive en silencio, ensimismada.

5 comentarios:

  1. El pas del temps cobreix les coses amb una pàtina de pols tranquil•litzadora, passar un drap, ni que sigui brut, i treure aquesta capa pot provocar un desassossec pertorbador.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno! Muy claro el perfil del personaje y creo que se
    parece mucho a la pintura que ilustra el relato.
    Me gustó: "rotos en dolores o en éxtasis",
    "Un baile de pesadilla",
    "estrujarlo con una queja".
    Saludos, Laura

    ResponderEliminar
  3. bruixa de provença3 de julio de 2012, 15:20

    Lo que no se cuenta, provoca imágenes mucho más explícitas que lo que se pueda describir. Pero para ocultar hay que saber manejar muy bien las palabras.
    Me parece respirar ese aire terrorífico.

    ResponderEliminar
  4. Hi ha una atmòsfera pictòrica, com si fos un quadre de Caravaggio. Les flames de les espelmes dançan com les paraules al text.

    ResponderEliminar
  5. Yo me he quedado con ganas de saber más. El suspense está en lo que secuenta y no sabe el protagonista. En este caso creo que yo imagino o tu me invitas a imaginar más de lo que hay.
    Muy bueno el relato.

    http://dedosmanchadosdetinta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu opinión: tus comentarios y tus críticas nos ayudan a mejorar