domingo, 26 de diciembre de 2010

Histericón

Mónica Sabbatiello (texto e ilustración)
Histericón es un medicamento aromático natural coadyuvante para la corrección de la histeria. Sólo se puede obtener a través de las oficinas de Control Sanitario, responsables del seguimiento de las pacientes.

¿CUÁLES SON LOS FUNDAMENTOS DE HISTERICON?
Gracias al NOP (*) la medicina ha retomado los conceptos previos a Charcot, Breuer y Freud,  abandonando completamente las teorías que concebían el origen de la histeria como psicológico y afirmaban que afectaba por igual a hombres y mujeres. Nuevamente se la considera exclusiva de la mujer y causada por el desplazamiento del útero (histeron, en griego), movimiento que provoca las convulsiones (en sus cuatro fases: epileptoidea, de grandes movimientos, de actitudes pasionales y delirantes).

MODO DE EMPLEO
Para atraer al útero a su lugar, al levantarse y antes de acostarse, la enferma ha de inhalar las esencias del Recipiente Nº 1 -cuerno quemado, sustancias pútridas, amoníaco, orina y heces humanas- por medio del Nebulizador de compresión a pistón que acompaña al producto, a la vez que orienta el humo de los inciensos (Recipiente Nº2) hacia su zona vaginal, con sus perfumes agradables -ámbar, tomillo, láudano y nuez moscada-. Por este medio se obliga a la matriz a dejar las partes superiores fétidas y descender para aspirar los excelentes aromas que se encuentran en la zona inferior.  
El tratamiento ha de completarse con la prevención; para ello, durante la noche la paciente ha de dormir con la piedra negra o Piedra de España (Recipiente Nº3), atada sobre el ombligo por medio de las bandoleras de goma que la acompañan.

RESULTADOS
Los primeros resultados se pueden observar de una forma muy rápida.En una primera fase, con la disminución del tono e intensidad de los accesos, y en una segunda, con su desaparición total. Los mayores resultados se obtienen en el plazo de dos meses. Una vez pasado el mismo, si no se presentan mejoras, la paciente tiene que seguir las indicaciones de los Maestres de Platea, de la Escuela de Salerno, que ya en el siglo XII indicaban a sus pacientes histéricas que se masturbaran al menos una vez al día. Si a pesar de seguir estas indicaciones, persistieran los accesos, la enferma deberá atenerse a las obligaciones que se le indican a continuación y que aparecen en todas las carteleras sanitarias del país.

OBLIGACIONES
En caso de no producirse mejoras, la supervisión de las histéricas se transferirá a la Oficina de Centralización Sanitaria, que determinará si las afectadas han sido captadas por entidades maléficas, en cuyo caso se procederá a un tratamiento especial en régimen de aislamiento a cargo del Santo Prepucio en los Pabellones Especiales de Rota o Guantánamo.
-----  -----
(*) NOP, Nuevo Orden Patriarcal instituido bajo la custodia mundial de la Falange Unitaria del Norte.
-----  -----
Bibliografía:  A. Tallaferro - «Curso Básico de Psicoanálisis» - (Capítulo 1. Historia de la histeria)  Editorial Paidós - Buenos Aires - 1965) 

5 comentarios:

  1. Me declaro alumna obediente de la Escuela de Salerno: si no obtengo los resultados que espero de la medicación, pasaré a la fase que aconsejan los Maestros.
    La guerra es la guerra!

    ResponderEliminar
  2. Rápido, rápido, preciso grandes dosis del medicamento para suministrárselo a quién yo me se.
    ¿Dónde dices que puedo encontrarlo?

    ResponderEliminar
  3. La ilustración me ha gustado especialmente,tiene una intensidad que atrapa; el prospecto resulta de lo más interesante, casi me lleva a la histeria extrema.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. bruja de provenza4 de enero de 2011, 14:10

    (Creí haberte dejado un comentario... quizás nuestro moderador lo consideró excesivo).

    La imaginación es un fruto que en tu pluma exprime todo su jugo.
    Me rindo ante la ironía y el talento crítico que elevan el Vademécum a una categoria que jamás soñó.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu opinión: tus comentarios y tus críticas nos ayudan a mejorar